jueves, 16 de marzo de 2017

Razones para un sí

RAZONES PARA UN SÍ

Hace un par de días me enteré de que soy un ser alienado y secuestrado por el sindicato ELA. La comunicación la hizo efectiva un jauntxo (señorito) de renombre, explicando los porqués que han llevado al PNV a acordar el presupuesto del Gobierno Vasco con el PP. ¡Y saltó la sorpresa en la Condomina! La razón para que el partido de la derecha vasca vote con la extrema derecha estatal es que el mayor sindicato de Hego Euskal Herria tiene secuestrado al segundo partido de la CAPV. Marx, Karl no, Groucho, estaría orgulloso. Nos lo dice un JELtzale (para los castellano parlantes la traducción viene a ser; seguidor de Dios y las leyes viejunas) así que palabra de vasco, no hay nada más que añadir. Sin embargo, yo no soy de callarme mucho así que voy a responder al Señor Ortuzar y a los medios de comunicación que alegremente se están lanzando a avalar esa tesis.
Lo primero que resulta curioso es que el PNV se avergüence tanto de su acuerdo que decida cargar contra los que dicen que no a su acuerdo en lugar de vender las hipotéticas bondades de su sí. Y es por eso que yo no voy a defender la decisión de EH Bildu, si no que me voy a centrar en las razones que llevan a los JELtzales a pactar con los dos partidos con menor representación en la cámara de Gasteiz.
El complejo caciquil; ese que les hace preferir siempre tener a su lado al rival más débil posible porque saben que son más fáciles de ningunear. Ladra perro, toma hueso. En eso se resumen los acuerdos de gobierno con el PSE en toda la CAPV. Tú me apoyas, yo coloco a unos cuantos de los tuyos. En esta legislatura, tal es la debilidad de su socio, se han permitido hasta humillarlos. –Toma la consejería de empleo, pero sin Lanbide, no vayas a creer que puedes hacer algo- ¿Ideología? La mía.
El negocio ante todo; Lo dijo Soraya Saenz de Santamaría “A Urkullu lo que le interesa es a quién se adjudican las obras del TAV”. Si hay que pactar con Belcebú, se pacta. Tú me apoyas en Gasteiz, yo mando la estiba a freír espárragos.
¿Política Social? No, gracias. Que somos liberales y no nos gustan los pobres. Así que si hay que echarse en brazos del discurso racista de Maroto y sus secuaces, pues se hace. Torcemos un poco el gesto y le damos su caramelo a la xenofobia. Recortamos la RGI un 8% y le prometemos endurecer el acceso. Si total, con el alcalde de Sestao ya se nos han visto las costuras.
Mis amigos los empresarios. Si a EH Bildu lo tiene secuestrado ELA, al PNV lo mantiene en un SPA eterno la patronal, de modo que no le mentéis la bicha. No habléis de una fiscalidad más justa, que lo de cobrar más al que más tiene es populismo. ¿Reforma fiscal? Sí, claro, el Gobierno Vasco tiene un problema de ingresos, pero tenemos que reducir los impuestos a las empresas que nos lo exige CONFEBASK, de modo que de reformar algo hablemos del IRPF, y pactemos con el PP a ver si sacamos algo del IVA e impuestos especiales regulados en Madrid. Cobremos más a la mayoría y repartamos así la carga del fraude de las empresas.
¿Independencia? Al fondo a la derecha, un domingo de abril en las campas de Foronda, que queda muy lucido y folklorico, para todo lo demás Nación Floral, soberanía compartida, y pactos con Madrid, que nos imponen sus leyes que nosotros votamos alegres y contentos y que cuando podemos derogar nos olvidamos. Qué malos los españoles que nos obligan a recortar a los funcionarios, pero cuando el Estado suelta levemente la soga, Euskadi es la última en recuperar lo recortado.


Con todo esto el Señor Ortuzar haría bien en explicar los supuestos beneficios de su acuerdo con el partido más corrupto de Europa, con la ultra derecha más poderosa de Europa, en lugar de echar balones a la grada. Que se tome la molestia de explicarnos que implicación va a tener este anillo forjado entre Génova y Sabin Etxea; Un Anillo para gobernarnos a todos. Un Anillo para encontrarlos. Un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas