viernes, 9 de junio de 2017

Hay pregunta

HAY PREGUNTA

“Ciudadanos de Catalunya; ¡Ya la tenemos aquí!” Estaría bien que en el acto de Montjuïc de este domingo, Josep Guardiola iniciase su arenga con esa mítica frase que pronunció en un lejano 1992, tras un gol de Koeman que seguramente ningún aficionado culé olvide jamás. Porque la vida es sentimiento, y para bien o para mal, estos, los sentimientos están desbordados de vida en Catalunya.
Hoy, 9 de junio de 2017, se ha anunciado la fecha y la pregunta del segundo intento de referéndum en parte de los Països Catalans. Será o no será la cuestión el 1 de octubre próximo, y la pregunta es nítida, sencilla y clara. ¿Quieres que Catalunya sea un Estado independiente en forma de república? A partir de ahora se abre un escenario impredecible y una certeza. El Reino no pacta, ni reconoce y, por supuesto, hará gala de su gran alma demócrata (orgánica) heredada del 39 poniendo todo lo que sea necesario para evitar la celebración del referéndum.

Copa de Europa 1992

No descartemos ninguna opción. Ninguna. No existen límites en tiempos de Venezuela, Siria, Ucrania… Qué nadie sea buenista pensando que la opción más salvaje no pueda ser asumida por un Estado que no tiene empacho en defender que los presos mueran en sus cárceles, que no le tiembla la mano en encarcelar tuiteros de izquierda y absolver a fascistas con bazookas. Que declara ilegal que se compren urnas. Que lleva desplazados en los últimos años centenares de blindados a tierras catalanas. Hemos aprendido que las urnas pueden ser tan peligrosas como las balas para quienes ostentan el poder. Y estaría bien que  esa izquierda española, que raudos se solidarizan con causas nobles como la palestina, la saharaui o la mapuche, no lo pierdan de vista.

Armas incautadas en la operación panzer a un grupo nazi que finalmente fueron absueltos

No, no caben las medias tintas. Con o contra la democracia. Porque esconderse tras la excusa de un referéndum pactado, tal y como hacen los de la nueva política, no es sino excusa. La democracia, la de verdad, requiere dar pasos al frente, no ponerse de costado cuando es dentro de tus fronteras. Y democracia es, entre otras cosas, dar la voz al pueblo. Voten no, hagan campaña por el no, eso no es y ni debe ser reprochable. Venzan en las urnas, no por las armas, porque aunque no las utilicen, con ellas amenazan, y ustedes, los de la nueva política están siendo cómplices de esas amenazas. Y sí, también deberá caer sobre sus conciencias si alguna de esas amenazas se hace realidad.

Albiol dejando claro que la independencia es corrupción


Lo cierto es que nos encontramos a un paso de repetir el 9-N de 2014. Falta por ver cómo reaccionará el pueblo catalán y sus representantes el día siguiente a la enésima negación del Reino. Desde Euskal Herria los seguiremos con ilusión, con sana envidia, con temor también, porque conocemos de lo que es capaz este Estado. Y con curiosidad, con curiosidad también, porque no me digan que no es curioso que un representante del Partido Popular, (Albiol) salga equiparando la independencia con la corrupción de los Pujol. La paja y la viga. La España de pandereta, esa indivisible que lleva dividiéndose y en descomposición desde Felipe II y van ya seis felipes castellanos.