jueves, 11 de febrero de 2016

Aeropuertos de Castellón (CAVstyle)

AEROPUERTOS DE CASTELLÓN (CAVstyle)

            Aunque de un tiempo a esta parte ya no sean noticia, no hace tanto que toda cerveza, toda sobremesa se amenizaba con chistes y ocurrencias sobre obras faraónicas en el Reino que no tenían utilidad alguna. De entre todas destacaba el aeropuerto sin aviones de la ciudad de Castellón inaugurado allá por 2011 y que no contó con su primer vuelo tripulado hasta cuatro años más tarde. (Vuelos no tripulados sí que existieron desde su inauguración ya que la terminal sirvió de lugar de paseo para abuelos, nietos, y alguna que otra cometa) Sin embargo, eso no ocurrió en el oasis vasco. Ese lugar idílico, empíreo, donde moran los dioses de la rectitud, donde los perros se atan con longanizas y los casos de corrupción sólo existen en la cabeza de esa izquierda independentista que quiere españolizar la política vasca. Aquí todo funciona a la perfección.

            Tan perfecta es la obra de los Jauntxos vascos que quien escribe no entiende que hace esta construcción a medio terminar en medio de Karranza, en Enkarterri;

Planta de purines inconclusa en Karrantza


            Es todo un misterio sin resolver. Al igual que dónde fueron a parar los 10 millones en ayudas públicas para su construcción.

            Y es que si tú, avispada lectora, eres de las que le gusta pasear por bonitos parajes un domingo por la tarde, quizás puedas disfrutar de éste tan bucólico;

Balsa de riego fallida de Noryeste


            En este caso una balsa de riego pensada, como toda balsa de riego, para acumular agua, y que sin embargo por un desafortunado cálculo, su fondo, además de tener filtraciones por donde se va el agua que debiera acumularse, se ha llevado ya más de 30 millones de €uros.

            Por supuesto no produce tanta sorpresa ver los miles de metros cuadrados hormigonados por toda Araba con pretensiones de polígonos industriales y que si acaso mantienen un reducido grupo de pabellones vacíos;

Polígono fantasma de Arasur


            La lista es larga, aunque te pueda sorprender ya que en el oasis vasco todo marcha bien. Pero no nos vamos a detener y ahora ya se pone en marcha otro proyecto maravilloso, en este caso un pantano en Barrón enmarcado en un plan de riego presupuestado en más de 182 millones de €uros antes de sobrecostes. Sobrecostes que probablemente serán altos si tenemos en cuenta que las empresas encargadas del proyecto son Acuaes y Tragsa, ambas salpicadas por la corrupción. Un pantano, que no balsa de riego, ya que sus medidas son mayores a las de otro pantano alavés, el de Albina. Pensado, dicen, para dar cobertura al riego en los valles alaveses y a la que, sorpréndanse, las comunidades de regantes de la zona se oponen. Pero las sorpresas no paran ahí, y cuando uno ve el proyecto se sorprende que una infraestructura pensada para los valles alaveses de Añana tenga diseñadas tuberías hasta la muga riojana dónde, oh casualidad, tienen proyectados dos campos de golf.


            Y entonces usted va y le pregunta al Diputado Foral de Agricultura sobre su opinión y él te habla del calentamiento global y las sequías futuras, y tú te asustas pensando si en serio cree que para evitar futuras sequías lo mejor es hacer un pantano que se nutra de manantiales que ya hoy no son precisamente caudalosos y que en tiempo de sequía seguramente se reduzcan de forma considerable. Porque por muy grande que hagamos un pantano lo importante es el agua que puede acumular en función del caudal que recibe. Fíjense, uno de los pantanos de mayor capacidad del Estado es el de Buendía, en Castilla la Mancha, tiene una capacidad de 1639Hm3, en el histórico rara vez se han superado los 300Hm3, o sea, el 20% de su capacidad. Por dar otro dato comparado, cortando totalmente todo el caudal hasta su llenado total, y contando con que el caudal se mantenga estable en el cálculo máximo de 500 l/s el futuro embalse de Barrón tardaría en llenarse 100 días. El embalse de Buendía antes mencionado necesitaría tan sólo 37 días para cubrir sus 1639Hm3. Esto hace prever que el proyecto de Pantano jamás se llenará, y mucho menos cuando de él se extraiga agua para riego y/o otras actividades. ¿Para qué entonces una presa de esas dimensiones y un proyecto faraónico? Pues piensen mal y acertarán.