martes, 10 de enero de 2017

Vagos, ladrones y jeltzales

VAGOS, LADRONES Y JELTZALES
            Un mes llevaba sin escribir. No faltaban razones, quizás tiempo. Pero hoy ya no podía evitarlo. Siempre he mantenido que prefiero a los curas con sotana para verlos venir. Y así, con sotana, es como veo a los del PP. Son claros. Todos y todas sabemos a qué “juegan”. Recortan y no se cortan. Son fascistas, y no lo callan. Y en eso le llevan una gran ventaja a la derecha floral vasca. Perdonen los términos peyorativos, pero esto ya roza el cachondeo, y tener que escuchar que “el PNV tiene un lado más social que el PP” ya sería de carcajada si no fuera algo tan serio.
            La recién destituida-ascendida, exdiputada Foral de Servicios Sociales de Araba, actual flamante Consejera de Empleo y Asuntos Sociales del gobierno Urkullu, se hizo un hueco en la política de la CAPV siendo la que firmó la sentencia de muerte del servicio de lavandería del Hospital de Santiago. De ese éxito surgió su siguiente gran “hit”. Incumplir la Ley de Servicios Sociales en Araba, con ella de Diputada. Porque se le da muy bien eso de incumplir leyes, aunque está en el “lado bueno” de la baraja y sabe que jamás habrá operaciones “araña” contra ella y los suyos. Y ahora, ya de Consejera, anuncia que se va a saltar otra Ley, en este caso la Ley de Garantía de Ingresos.
            Explica esa Ley, en su artículo 20, que las cuantías correspondientes a la Renta de Garantía de Ingresos se calculan en base al SMI. Sin embargo, más ancha que larga, la ínclita nos explica que no, que esa es una interpretación, y que ella interpreta que no tiene que unir la subida de la RGI al SMI, porque… porque le sale del Florido Pensil, y punto. Que con el 1,5% del IPC van que chutan los y las vagas que cobran la RGI, que si les sube 50€ no van a querer trabajar, y así, de paso, el Gobierno Vasco se “ahorra” unos 26 Millones de € de nada, que se los pueden regalar a SHESA (Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, SA) para que busquen gas en un lugar donde no había en 2006 pero que ahora, y tras gastar 27 millones va a salir a espuertas. Y que ya lo celebrarán con angulas y Moët.
            La Señora Artolazabal tiene además un peculiar “style” para estas cosas. Un estilo que podríamos definir de alevoso si existiese la justicia terrenal, de la divina ni hablar. Tiene por norma anunciar sus recortes en temporadas de “máxima” audiencia. Así se firmó el Mapa de los Servicios Sociales de Araba en la última semana de julio con la parroquia en la playa o pensando en ella. Así dejó atado el incumplimiento de la Ley de Servicios Sociales, anunciando una prórroga unilateral y alegal el 26 de diciembre, con la resaca navideña en nuestras sienes. Y así, en ese mismo periodo navideño, nos dicen que no cumplirán la Ley de Garantía de Ingresos. Que la Ley es para pobres.

            Pobres, esa es la clave, el insulto, lo peyorativo de su actuar. Ahí reside la justificación de sus actos. Y así se desprende de las justificaciones que estamos escuchando en estos últimos días ante las críticas que están arreciando contra su recorte a la RGI. El PNV en pleno empieza a sacar la patita y se agarra al discurso marotil, aquel que habla de vagos y maleantes, solo que el PNV no discrimina por nacionalidad, para ellos no es una cuestión de origen, sino de estatus. Los pobres son por naturaleza vagos, por eso son pobres, y si no pasan hambre no trabajan. Pero como diría mi padre, “pobre pero honrao” Lástima que ser ladrón, cuando se lleva corbata, dé marchamo de buen gestor. Incineradoras, fracking, autopistas, y supersures al margen.