miércoles, 11 de febrero de 2015

sobre monederos y billeteros


SOBRE MONEDEROS Y BILLETEROS

            La corrupción es generalizada, sí, no es un problema de manzanas podridas sino de la necesidad de mover todo el árbol, también, y en todas las casas cuecen habas y en la mía a calderadas. Obviedades para empezar y creo que también utilizaré obviedades al finalizar, es lo que tiene cuando la realidad es tan visible, tan patente que nadie la ve.

            En los últimos tiempos la alfombra que cubre la mierda que han ido barriendo debajo ya no provoca montículos en el salón sino que rebosa por los bordes y no hay día que no desayunemos un titular sobre el tema. EREs, Gurtel, Barcenas, Pujol, ITV, Kutxabank... Ante esta situación la sociedad mayoritariamente está mostrando su hartazgo y, en buena medida, de hay surge el auge de nuevas fuerzas políticas o de otras que siempre se han percibido cómo diferentes, como es el caso de EH Bildu en Euskal Herria.


            La corrupción ha estado siempre en el “candelabro”, pero de una forma controlada y utilizada como arma arrojadiza entre los partidos hegemónicos, sin embargo en estos últimos tiempos ya no queda títere con cabeza y hasta la gran mentira de la castidad jeltzale va quedando al descubierto. Mafia, eso es lo que son. Tal es el hedor que esos mafiosos son conscientes de que ninguna colonia lo cubrirá de forma que han optado por otra opción, colocar el ventilador y esparcir la mierda de manera que no veamos otra opción que la corrupción. Todos son iguales y ahora añadan ese refrán tan castizo de “más vale lo malo conocido...” y ustedes ya sabrán cual es el objetivo final de ese ventilador. En esa campaña se enmarca el acoso y derribo al que están siendo sometidos los líderes de Podemos, buscando, no desmentir la corrupción propia del PP, PsoE y demás, sino equiparar a todos en el mismo fangal.

            No seré yo quien defienda al inefable Monedero, quien por cierto es el líder que menos aprecio me provoca en la nueva formación, quizá por su irremediable parecido con Alfonso Guerra, el poder en la sombra. La actuación del líder de Podemos es éticamente reprobable y es una clara incoherencia entre la acción y la retórica. Utilizar fórmulas de elusión que tanto criticamos desde la izquierda y que algunos tanto hemos trabajado en los últimos años para intentar reducirlas y/o eliminarlas puede que no sea delito, pero desde luego no es justificable. “La pareja de Iglesias no ha de ser solo honrada sino parecerlo”  ¿Pero es éste caso por sí mismo merecedor del número de portadas que acapara? ¿Requiere este caso la intervención directa de la Inspección de Hacienda? ¿Es el único caso de utilización de esta fórmula de elusión?

            Por ir por partes y respondiendo a mis propias preguntas en orden inverso, la fórmula utilizada para eludir impuestos por el Sr. Monedero es algo que utilizan no cientos, sino miles de profesionales de esos empleos que llamamos liberales, abogados, arquitectos, asesores... etc. y lo que pone de manifiesto esa fórmula de tributación es el injusto modelo fiscal actual que se mantiene por el peso tributario del IRPF y el IVA frente a un Impuesto de Sociedades que tributa en virtud a los BENEFICIOS y cuya tributación es muy inferior al de los réditos del trabajo. Eso demuestra el caso Monedero, que tributando por la misma cantidad, si se hace como empresa se paga casi 200.000 € menos que si se hace al IRPF. Ahora bien, no leo en ningún medio que se critique eso, sino que se quedan en la crítica al Sr. Monedero por utilizar esas fórmulas existentes.

            Pero entonces llega Hacienda, o su Ministro, y dicen que van a investigar de donde ha salido su dinero, aproximadamente 700.000 €. Y a mí me sorprende, me sorprende que un medio de comunicación pueda tener acceso a mis movimientos bancarios, que se pongan a disposición pública, y sin embargo, cada vez que desde mi grupo juntero hemos solicitado los datos de los defraudadores se nos han negado una y otra vez en pos de la confidencialidad y la Ley de protección de datos. Curioso, aunque quizá no sorprendente ya que lo que uno puede leer entre líneas es el interés estratégico, político y de amiguismos que dirigen esas inspecciones y posiciones.

            Y Monedero es el centro de la corrupción en Españistan, sus 700.000 € superan en portadas a los 3Millones desaparecidos en Gipuzkoa con la gestión de la AP-1, al robo de Kutxabank, de la CAN, a los sobres B, las remodelaciones de sedes, los EREs y tantos otros. El objetivo es obvio, todos somos iguales, pero yo me niego a esa visión simplista porque es una posición totalmente irresponsable e insultante para con toda una mayoría social que creemos que las cosas pueden funcionar de otra forma, con mayor transparencia, con participación, abriendo puertas y ventanas. Y no, no caeremos en esa trampa de hacernos creer que el mayor fraude reside en los parados, en la RGI, o en los Servicios Sociales. ¡Para fraude, el vuestro!