jueves, 21 de junio de 2018

Jaulas en Babilonia


JAULAS EN BABILONIA

Mientras leíamos con estupor a gentuza, mucha gentuza, muchísima gentuza, cabreada por que el Estado recibía en el puerto de Valencia a poco más de 600 personas que estaban a punto de morir ahogadas en el Mediterráneo, 600 personas entre las que había más de 120 niños, nos cabreamos por que el Imperator Yankee metía en jaulas separadas de los progenitores a los niños migrantes. Ante esta salvajada (y me perdonen los salvajes que también tienen derecho a ofenderse en este siglo de la ofensa continua) la indignación ha parecido global, mayoritaria, general, adjetiven a su gusto.  
Comparaciones con el Holocausto. Trump es el diablo. Obviemos que la Ley que le permitía hacer esta locura la aprobó Bush Jr. y la mantuvo vigente el Premio Nobel de la Paz, Mr Obama. Obviemos por tanto que el problema no es Trump, que Trump es tan sólo un hijo sano del Imperio y por ende, del Capitalismo. ¡Indignaos ante el fascismo (Yankee)! Si pilla más cerca, justifiquémoslo.

Los muertos que vos matáis gozan de buena salud. Hace cuatro días que Europa entera celebraba el aniversario de la caída del III Reich, aunque ya hace tiempo que empiezan a disimular. El día de la Victoria está cambiando para convertirlo en algo más neutro, el día de Europa lo llaman. Pero no de la Península-Continente, no, del Mercado Común Europeo, ahora Unión Europea. Quien sabe, quizás porque esta Europa escorada a la ultra-derecha, se siente incómoda celebrando victorias ajenas.

Hoy Trump ha firmado un Decreto para invalidar la Ley de enjaulamiento criminal, ayer los USA abandonaron el Consejo de los Derechos Humanos de la ONU. Otros simplemente se dedican a incumplirlos. Hoy por hoy, si la UE exigiera el cumplimiento de su carta fundacional, al menos un tercio de los Estados miembros debieran ser expulsados. Austria, Hungría, Polonia, Italia, España… Incumplen sistemáticamente esta carta. Tal es así, que Alemania y Francia van a negociar un acuerdo antimigración para que estos países se sientan cómodos. Nada nuevo. A la burguesía, al poder, le incomodan las formas fascistas, pero si les favorecen, pues nada, un poco de Vicks Vaporub bajo las napias y el olor a cadáver descompuesto huele más lejano.

Sí, ayer también me dijo una portavoz del PNV que soy un profeta del apocalipsis. No me crean a mí. Saquen sus propias conclusiones;

Son noticias de los últimos días. Recuérdenlo cuando se indignen por lo que ocurre allende el Atlántico. Recuérdenlo cuando ignoren lo que sucede alrededor. Recuérdenlo cuando se indignen por lo que pasa en su patio. Usted, que se indigna por que el Estado de asilo al Aquarius, que se queja de la migración, que ataca a los catalanes y vascos, usted también votaría a Trump si hubiera nacido en Ohio.